Guía de Estonia



Navidad en Tallin

 


Bienvenidos al cuento de hadas en el que se convierte el casco histórico medieval de Tallin en Navidad, con nieve o sin ella, depende del año.
En 2014 no hubo nieve hasta el 10 de enero y las temperaturas superaban un poco 
los cero grados Celsius, pero en muchos años ya nieva en diciembre o incluso en noviembre, y en Navidad ya estamos a temperaturas bajo cero.

 

A finales de noviembre se trae el árbol navideño a la plaza Mayor donde está el edificio del antiguo ayuntamiento y se monta el mercado navideño con casitas para vender artesanía, ropa de lana y de piel. 

Para combatir el frío venden Glögui, que es una bebida caliente (vino tinto calentado con especias, que se acompaña con pasas y almendras). Para comer ofrecen salchichas parrilleras con chucrut y patatas entre otras cosas, y por supuesto no faltan las galletas navideñas.


En la cena familiar de Nochebuena, los estonios solemos comer cerdo asado con chucrut y patatas al horno. Otro plato navideño muy frecuente es morcilla con patatas que va acompañada de  calabaza adobada condimentada con clavo y canela, y mermelada de arándanos rojos (lingonberries en inglés).


Una casita de las del mercado es especial: Papá Noel personalmente llega de Laponia y los niños le pueden recitar su poema. Papá Noel está presente cuando es de día. Tengan en cuenta que en Navidad se anochece ya a las 15h.

Pero no importa si es de día o de noche, se puede patinar en una pista de hielo al aire libre situada entre iglesias y torres del casco histórico. Y no se preocupen, disponen del alquiler de patines.


En la plaza en un cercado ven renos auténticos, para niños hay un tiovivo y se puede dar una vuelta de 20 minutos por la ciudad baja en un trenecito que se toma en la plaza.

Los viernes y sábados de 17 a 19 y los domingos de 12 a 14 hay actuaciones y conciertos en el escenario del mercado. En Nochevieja el programa sigue hasta las 2 de la mañana del día de Año Nuevo. Y a medianoche los fuegos artificiales, claro. Pero no tomamos doce uvas como en España, sino brindamos con champán, cava o vino espumoso.

 

Ya antes de Navidad varios artistas dan conciertos navideños en diferentes iglesias de la ciudad. Así se puede matar dos pájaros de un tiro: hacer la visita a la iglesia del Espíritu Santo (Püha Vaimu kirik), a la de Santa María (Toomkirik) o a la de San Nicolás (Niguliste kirik muuseum) disfrutando del concierto entre las joyas de arte sacro.

 

Cada año el 1 de enero a las 18h en el Teatro de Ópera y Ballet Estonia es el tradicional Concierto de Año Nuevo con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Estonia. 

El patrocinador del concierto, la compañía Hennessy, ofrece su coñac a los presentes.

A los que no consiguen entrada hay transmisión por la tele.

 

El enlace al Concierto de Año Nuevo:

http://etv.err.ee/arhiiv.php?id=145298

 

 

El mercado de la plaza Mayor está abierto cada día desde las 10h hasta las 19h hasta la segunda semana del año nuevo porque es en esa época cuando más turistas hay por Tallin en invierno. Son de grandes ciudades rusas como San Petersburgo y Moscú y vienen a Tallin a celebrar el comienzo del año nuevo. De hecho ya llegan en los últimos días de diciembre para celebrar la Nochevieja, en los hoteles más grandes les preparan fiestas con mucha diversión y se lo pasan fenomenal. Por tanto, si ustedes quieren recibir el año nuevo en Tallin, es mejor reservar el alojamiento con tiempo ya que los hoteles suelen llenarse por completo.

 

Aunque los comercios normalmente están abiertos hasta las 18h o 19h y los centros comerciales hasta las 21h cada día, hay excepciones: en Nochebuena cierran un poco antes y la mayoría de los restaurantes y cafeterías hace lo mismo puesto que Nochebuena es para los estonios la fiesta más importante de Navidad. La familia se reúne y después de la cena familiar, normalmente, viene Papá Noel y nos trae regalos. 

Voog. Make a website.